La vida es de cerrar y abrir puertas. Cuando se cierran esas puertas solemos sentir: miedos, coraje, tristeza; más sin embargo es la oportunidad que, sin estar consciente, le pediste a la vida para iniciar una nueva aventura.

Te da miedo porque no sabes ¿qué tendrás que hacer?, coraje porque estabas muy acostumbrado a lo que hacías, tristeza porque extrañaras, pero lo que no percibes es que está renaciendo en ti aquel sueño que estabas esperando y que ahora podrás realizar si te enfocas, sigues subiendo escalones aunque parezca lo contrario, porque justo lo que no has aprendido es a CONFIAR en lo GRAN-DIOSO que eres y por eso estás aquí para comprobarlo. Sigue adelante.

Mira este video

https://bit.ly/3J9bdYR